BURNING MAN

 

El Festival del hombre ardiente (en inglés, “Burning Man”) es un evento anual de seis días de duración que se desarrolla en la ciudad de Black Rock, Nevada, Estados Unidos. Concluye justo en el Día del Trabajo, que en dicho país es en el mes de septiembre.

El nombre del evento está tomado del ritual que consiste en quemar una gigantesca escultura de madera con forma de hombre durante la noche del sábado (sexto y último día de celebración). Los organizadores del festival lo describen como un experimento en comunidad, de autoexpresión y autosuficiencia radical

 

 

En el medio de la nada, en un desierto californiano vacío y sin vida algo se ve en el horizonte: comienzan a llegar auto caravanas, camionetas, gente, colores, música y objetos de todo tipo. 25 mil personas se ponen de acuerdo para convivir durante una semana en el desierto con sus propias reglas en el famoso festival “Burning Man”, una comunidad con fecha de vencimiento, un festival neohippie, algo casi imposible de definir.

Dicen que es imposible describir el Burning Man sin haberlo visto, sin estar allí, que es imposible etiquetarlo y mucho menos definirlo porque este evento son muchas cosas a la vez.

 

 

En primer lugar es un proyecto muy original que comenzó a realizarse desde el verano de 1986, cuando un grupo de 20 personas se reunió en una playa de San Francisco, California. El encuentro fue una verdadera celebración y se convirtió rápidamente en una tradición de la que cada vez más gente quiso formar parte. Quizás por la necesidad de encontrar un lugar donde uno puede mostrarse como la persona que quiere ser, por vivir en un espacio de absoluta libertad o por simple curiosidad, la gente comenzó a llegar año tras año y la plaza quedó chica, fue entonces cuando los organizadores tuvieron que trasladar el “Burning Man” a un lugar ideal, sin testigos cercanos, y ese lugar fue el desierto.

 

 

La experiencia tan difícil de definir es una ciudad temporaria llamada Black Rock, o Piedra Negra, que se crea de la nada en el desierto de Nevada en Estados Unidos. Las 25 mil personas que participan van llegando y conformando Black Rock: una comunidad experimental que tiene como principal objetivo desarrollar todo tipo de expresiones artísticas en el marco de un tema preestablecido por los organizadores del “Burning Man”. Durante la semana que dura el evento no se permite vender ni comprar nada, por lo que cualquier persona que quiera participar, debe llegar todo lo imprescindible para subsistir, desde comida hasta papel higiénico, agua, jabón, ropa, lo que crea necesario para pasar una semana en el desierto.

 

 

Es una excusa para vivir en un entorno completamente distinto del que pueden encontrar en su vida cotidiana. Y esto sin lugar a dudas, despierta la inspiración de muchos que de una u otra forma, sienten la necesidad de expresarse a través del arte, la música. También hay otros que ven la oportunidad de ponerse sus vestidos más extraños, y ser actores en el gran escenario del desierto.

 

 

 

Durante el “Burning Man”, sus organizadores viven dentro de Black Rock, y producen distintas obras o expresiones artísticas, ya sean instalaciones, esculturas innovadoras, campamentos temáticos o disfraces y performances. Todo comienza y termina en la semana que dura el encuentro. Pero estas obras no están del todo libradas a la pura imaginación: cada año se elige un tema; y cada individuo debe hacer lo posible para, desde su propia forma de expresión, aportar al tema general.

Desde sus comienzos, el “Burning Man” se ideó en torno a consignas que cambian todos los años. Temas como “El tiempo”, “Infierno”, “El mundo flotante” y “Fertilidad” fueron abordados en años anteriores, generando instalaciones de lo más variadas y diferentes unas de otras. Imagínense el poder de una consigna en una ciudad que es arte…

 

 

 

 

El Hombre Ardiente

 

El Hombre Ardiente es el centro de este festejo. Es una gigantesca figura humana, que se incendia durante la noche del último sábado del encuentro. Se ubica en el centro de la siempre cambiante ciudad y este año medirá más de 30 metros.

 

 

Los organizadores del “Burning Man” dice que la intención “es generar una sociedad que conecte a cada individuo con sus poderes creativos, a la participación en la comunidad, al mayor ámbito de la vida cívica y al aún mayor mundo de naturaleza que existe más allá de la sociedad. Creemos que la experiencia de “Burning Man” puede producir cambio espiritual en el mundo”. Y no es casualidad que el mismo centro del “Burning Man” sea esta gran figura que expresa el espíritu del evento: algo grandioso pero a la vez efímero.

 

Experiencias de algunos viajeros

 

Las historias de los que participaron en el “Burning Man” son todas diferentes y a veces da la sensación de que estén hablando de dos eventos diferentes. Algunos viajeros viven el “Burning Man” como una alucinación temporaria y cuando vuelven se llegan a preguntar si no fue un espejismo del desierto lo que los mantuvo despiertos durante la noche. Son los que sueñan todo el año con esa semana mágica y que planifican la vuelta durante meses. Los que publican fotos en Internet y recomiendan a todo el mundo ésta imperdible experiencia.

 

 

Pero hay otros participantes que tienen una visión totalmente distinta de los hechos. Son los que fueron impulsados por la idea de una comunidad con ideales, los que esperan ver cumplido un sueño hippie y se encuentran con un desfile de modas itinerante. Los que van a hablar de socialismo y de una ciudad autosuficiente y de pronto se ven inmersos en una rave con música electrónica. Son los que buscan algo mucho más profundo los que terminan desilusionados.

 

 

 

 

Sí, hay gente que se mueve con estos ideales, pero la mayoría han ido a pasarla bien, a ser parte de algo, a vivir el espíritu festivo, a mostrarse, a asombrarse, a ser raros por una semana y luego volver a sus casas y oficinas… Ese es el otro lado del “Burning Man” que es también un gran grupo de personas que van a desenchufarse sin muchas pretensiones.

Consejos y datos para el viajero

 

Si estás planeando formar parte de este evento, aquí hay algunos ítems que te pueden ser de gran ayuda:

Alojamiento, movilidad y objetos necesarios: En el “Burning Man” no hay ningún tipo de hospedaje que pueda ser rentado, por eso deben saber que antes de planear un viaje al desierto tengan en cuenta llevar una tienda de acampar o algún tipo de estructura que les sirva de refugio. Lo mimos sucede con la comida, el transporte, la bolsa de dormir… Todo lo deben llevar ustedes. Se recomienda en ese caso ir con un automóvil propio donde podrán guardar lo imprescindible para subsistir una semana, sin echar nada de menos.

 

 

Actividades en el “Burning Man”: Además de las distintas manifestaciones artísticas, los participantes realizan otras actividades, como andar en bicicleta por el desierto con los ojos vendados y organizar campamentos temáticos y desfiles de vehículos completamente transformados y decorados. Para eso debes llevar tu bicicleta, o tienda de acampar o lo que sea que necesites para estas actividades.

 

 

 

Con niños: Los organizadores de este evento han visto la necesidad de dividir a los participantes en dos grupos con sectores diferentes dentro de la ciudad. El sector para concurrir con niños y en familia se llama Kidsville y se aconseja a toda persona que no quiera estar en contacto con estos grupos familiares, que acampe en una zona alejada para evitar inconvenientes y la exposición de los niños a espectáculos no apropiados.

 

 

 

Cámaras de video y fotográfica: Se permite fotografiar todo el evento, pero no así utilizar filmadoras, ya sean de película o digitales.

Sin dejar huella: “Burning Man” respeta el medioambiente y por este motivo se compromete a no dejar huellas físicas de sus actividades, donde sea que se realicen. En lo posible, tratan de dejar los lugares en los que se desarrollan los eventos en mejores condiciones que las iniciales. Ten en cuenta que debes ubicar tus desperdicios en algún lugar para llevarlos de vuelta a la civilización.

Los días finales del “Burning Man Festival”

La guía

 

Fechas: del 29 de agosto al 5 de septiembre.

Lugares: En el desierto de Nevada, Estados Unidos.

Entradas: El evento no tiene costo alguno.

Información del “Burning Man”: Si queréis saber más acerca de este evento, podéis entrar al sitio oficial: www.burningman.com

 

Aquí os dejo el vídeo del “Burning Man 2011” para que veáis mejor de que os hablo

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s